Labradorita

Poderes: Intuición, Longevidad, Inspiración, poder mágico, creatividad, vidas pasadas.

Minerales asociados: Piedra de luna.

Afinidad con los signos del zodiaco: Aries, géminis, escorpio, piscis.

Chakras: Base y corona.

Su nombre proviene de la región del Labrador, de Canadá, donde se descubrió en 1770. Desde ese momento hasta la actualidad es una gema que ha sido usada en magia, debido a que desprende una enorme energía espiritual.

Usos mágicos.

Es un mineral que contiene una enorme energía altamente mística y protectora. Eleva la conciencia y nos ayuda a conectar con energías universales.

Es el mineral más indicado para ver nuestras vidas pasadas, facilitándonos la iniciación en los misterios. Además aumenta el poder mágico de aquél que trabaja asiduamente con ella. Para ello la mejor forma es la de pulida en esfera.

Alinea el cuerpo físico y espiritual, ayudando a saber como andar nuestro camino, indicando cuando es el “momento justo” para actuar.

Aviva los recuerdos del pasado, de esta u otras vidas, que nos impiden evolucionar, ayuda a superar los “traumas” generados por ello. Sus energías nos acompañan en los momentos de cambio en nuestra vida, cuando necesitamos fuerza y energía extra.

Acrecienta el impulso creativo y la inspiración, sobre todo es recomendada cuando tenemos una falta de inspiración, dotando de una mayor capacidad de actuación en estos campos. Energiza la imaginación haciendo que surjan nuevas ideas.

En la mano: Nos ayuda en la meditación y a conocernos a nosotros mismos mediante la meditación.

 

Conectar con vidas pasadas: Hay que realizarlo en Luna Llena. Este sencillo ritual nos ayudará a ver nuestras vidas pasadas. Tenemos que ir a un bosque o una zona donde no haya nada de luz, tan sólo estemos iluminados con la luz de la luna, y donde no nos pueda molestar nadie.

Podemos encender un poco de incienso de sándalo o cualquiera que nos ayude a aumentar nuestra percepción.

Sostenemos una labradorita en esfera en la mano (importante que sea en esfera) y conectamos con su energía, pidiéndole que nos ayude a conectar con vidas pasadas. Sentimos si nos quiere indicar algo (cualquier cosa que sintamos o que nos diga es importante que la mantengamos, aunque sea sólo una palabra). Una vez realizado esto hacemos que la luz de la luna se refleje en la labradorita y nos fijamos en sus reflejos, en que nos quiere decir. Puede que veamos imágenes en los reflejos o, en su defecto, que nos vengan ideas a la cabeza. Todo es importante, pues son imágenes de nuestras vidas pasadas. Quizás tengan un sentido, o quizás a primera vista no sea así.

Cuando acabemos esto, dejaremos el mineral en casa y siempre debajo de la almohada. Antes de ir a dormir pediremos a la piedra que nos ayude durante el sueño. Así la piedra nos proporcionará sueños de otras vidas…

 

A nivel físico

Trata los desórdenes oculares y del cerebro, alivia el estrés y regula el metabolismo. Se usa para tratar resfriados, gota y reuma. Equilibra las hormonas y alivia la tensión menstrual, reduciendo la presión arterial..

 

Para conseguir su labradorita, visite este enlace.

Comprar labradorita

 

Comparte
Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblr
Síguenos
Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrinstagramflickr

Dejar una opinión