Amatista

Amatista

Poderes: sueños, meditación, superación de alcoholismo, curación, psiquismo, paz, amor, protección contra ladrones, coraje, felicidad.

Minerales asociados: Zafiro.

Afinidad con los signos del zodiaco: Virgo, Sagitario, Capricornio y Piscis.

  • Sagitario y capricornio: A los nacidos bajo estos signos les beneficia de manera particular en las finanzas.

Chakras: Tercer ojo.

La amatista se trata de un cuarzo purpura empapada de la magia antigua. Es quizás tan popular hoy como lo fue hace dos mil años. Los antiguos celtas la mojaban con saliva y la frotaban sobre los granos o problemas cutáneos para curarlos. En épocas greco-romanas, los anillos de amatista engarzados en bronce se usaban como amuletos contra el mal y las copas mágicas esculpidas en este material desterraban el dolor y el mal de todos los que bebían en ellas.
En la actualidad, muchos brujos Wiccas usan puntas de amatista para su varita, ya que esta no solo canaliza la energía, sino que también la transmuta, devolviendo a la tierra la energía sobrante.

Usos mágicos.

Colocada bajo la almohada o usada en el momento de ir a dormir, la amatista aleja el insomnio y las pesadillas, produciendo sueños placenteros, agradables, curativos y hasta proféticos. Además asegura que no se duerma más de lo necesario.
Ayuda a superar adicciones, sobre todo de alcoholismo.
Nos da coraje y nos ayuda en situaciones de peligro, sobre todo a los viajeros, el que la usa estará protegido contra ladrones, enfermedad, daño y peligro.
La amatista también ayuda a agudizar el sexto sentido. Es recomendable poner un trozo de amatista en tus cartas del tarot, runas o monedas de I-ching, permite que la información procedente de la mente psíquica sea utilizada adecuadamente y limpia el oráculo tras su uso, transmutando las energías de la persona al que se le ha realizado la adivinación.
La amatista agudiza la mente consciente, estimulando el ingenio y aumentando los poderes mentales. Se utiliza para mejorar la memoria y mantener pensamientos adecuados en relación a los objetivos que nos queremos marcar en nuestras vidas.
A nivel familiar, depura, aclara y armoniza la energía del hogar. Protege contra las desavenencias matrimoniales, un buen uso sería colocar una amatista en la entrada de casa, preserva de intrusiones ajenas, ya sean personas, como energías negativas, entes o enfermedades.
Si las tensiones de la vida cotidiana desbordan en tu interior, tan solo tienes que sostener una piedra de amatista en tu mano derecha si eres zurdo o en la izquierda si eres diestro, para que su energía tranquilizadora inunde tu cuerpo. Visualiza como te ayuda a calmar i equilibrar tu cuerpo mientras la sostienes.
Bloquea las tensiones geopáticas y potencia los estados elevados de conciencia y meditación.
Limpia el aura y ayuda a aquellos que están realizando su transición a la muerte.
En temas legales, puedes usar una amatista para asegurar que se haga justicia. Esto no quiere decir que el juicio sea a nuestro favor, sino que la justicia se hará como tenga que ser.
Es el mineral más indicado para la meditación. Se coloca frente a nosotros o en altares destinados a esta práctica. Para meditar podemos encender una vela blanca, poner una pieza de amatista delante, y encender algún incienso que calme y elevar las vibraciones, como el sándalo.

Cuando nos encontramos emocionalmente perturbados, nos ha abandonado un amor, haya terminado una relación, te encuentres en condiciones inestables… ve hacia un lugar al aire libre donde puedas estar solo, sostén una amatista en tu mano receptiva y vierta en ella todos tus sentimientos y emociones negativas. Siente como cada dolor, cada depresión emocional, cada herida se va al mineral con toda tu fuerza de voluntad.
Cuando hayas dejado todo en la piedra y pienses que va a estallar de negatividad, arrójala con tanta fuerza como puedas. Llora, aúlla, da gritos, mientras realizas esta acción y siente como, cuando tu mano suelta la amatista, suelta también el dolor. Tranquilízate, respira un momento, medita y agradécele a la tierra tu ayuda, date la vuelta y vete en sentido contrario al que has tirado el mineral. No te preocupes, la tierra se encargará de limpiar y canalizar toda esa energía negativa, pero NUNCA, BAJO NINGÚN CONCEPTO, vuelvas a traer ese mineral hacia ti.

Para potenciar la felicidad en el hogar, invierte en una gran pieza de amatista y ponla en un lugar donde todos los miembros de tu familia la vean a menudo. Este sencillo ritual potenciará la felicidad dentro de tu hogar.

A nivel físico.

Potencia la producción de hormonas y sintoniza el sistema endocrino con el metabolismo. Potencia los órganos de limpieza y eliminación y el sistema inmunitario. Excelente limpiador sanguíneo. Alivia el dolor de cabeza producido por jaquecas o migrañas.
Zonas doloridas: Colocar la piedra diariamente durante 10 minutos tumbados y en estado de relajación sobre la zona dolorida para aliviar el dolor, sobre todo el producido por dolores reumáticos.
Si la sostenemos en la mano nos ayuda a conciliar el sueño.
Para dolores de cabeza: Colocar una punta de amatista a cada lado del cuello, encima de la clavícula, apuntando hacia la cabeza, otra en el tercer ojo apuntando hacia arriba y una en el chakra de la coronilla apuntando hacia fuera. Mantenerse así unos 10 minutos.

 

Para conseguir su amatista, visite este enlace.

Comprar amatista

 

Comparte
Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblr
Síguenos
Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrinstagramflickr

Dejar una opinión